Castillo de la Real Fuerza de La Habana

El Castillo de la Real Fuerza es un gran ejemplo de la arquitectura militar en tiempos del dominio español en el Caribe. Se encuentra ubicado en el costado que da al mar de la Plaza de Armas, en La Habana Vieja. Hoy en día, el castillo, junto con el resto de las fortificaciones de la ciudad y el casco histórico, ha sido declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La primera Fortaleza construida en la Villa de San Cristóbal de La Habana para la defensa de corsarios, piratas y que enfrentó a las tropas inglesas.

Su construcción durante 19 años; fue comenzada por el Ingeniero Bartolomé Sánchez y continuada por Francisco Calona en la segunda mitad del siglo XVI. En el año 1630 en una de las torres se colocó una estatua fundida en bronce en forma de veleta que se nombró La Giraldilla; fue creada por Jerónimo Martínez Pinzón. En la actualidad es la escultura más antigua de La Habana y uno de los símbolos de la ciudad. Sus rejas perimetrales sirven de base para la realización de exposiciones transitorias.

Después de terminada la obra se le realizaron sucesivas ampliaciones en la planta alta hasta llegar a ocuparla en su totalidad. Unas respondieron a necesidades de la guarnición y su comandante, otras a demandas de los gobernadores, quienes comenzaron a habitarla a partir de 1590. Entre estas adiciones se destaca la torre-campanario erigida hacia 1632 sobre uno de los baluartes, rematada por una veleta de bronce en forma de mujer, llamada La Giraldilla -quizás como referencia a la Giralda de Sevilla-, la obra escultórica documentada más antigua de Cuba, símbolo de la ciudad.

Curiosidades:

– Sirvió para guardar el oro, la plata y todas las mercancías de gran valor que llegaban a La Habana en su tránsito hacia España.

– Originalmente el Castillo de la Real Fuerza no estaba rodeado por un foso sino que sus paredes exteriores daban directamente a la Bahía de La Habana.

Espero puedan disfrutar de este recorrido totalmente virtual.